Ahorro de verano en junio

¿Es doloroso el trasplante de pelo?

Para responder a esta pregunta, puede ser una buena idea repasar algunos de los aspectos básicos del trasplante capilar. La práctica del trasplante capilar existe desde la década de 1950 y se ha desarrollado mucho con el paso de los años. Básicamente, se extrae pelo de una zona del cuero cabelludo en la que crece el cabello y se injerta (o inserta) en la zona deseada (con poco pelo). La técnica se ha perfeccionado mucho en las últimas décadas y se pueden extraer unidades capilares de tan sólo unos pocos cabellos, o incluso un solo cabello, e injertarlas en una nueva zona de forma eficaz.

La intervención se realiza de forma ambulatoria y suele durar entre cuatro y ocho horas. Aunque la intervención es muy cómoda, se trata de un procedimiento quirúrgico y, por tanto, cabe esperar algunas molestias. Antes de la intervención, el paciente recibirá un anestésico local, y puede sentir una ligera sensación de pinchazo (como la punta de un bolígrafo en el cuero cabelludo). Poco después, la anestesia adormece la piel, aliviando cualquier sensación durante el procedimiento.

En cuanto a la recuperación, los pacientes pueden experimentar sensibilidad, enrojecimiento y dolor leve durante unos días después y pueden necesitar tomar medicación para el dolor (y posiblemente antiinflamatoria) para aliviar los síntomas posteriores al procedimiento. Sin embargo, suelen ser lo suficientemente leves como para que los pacientes puedan volver al trabajo en uno o dos días, como máximo. Seguir las instrucciones posteriores al procedimiento durante las primeras semanas de curación ayudará a minimizar cualquier molestia tras el procedimiento de trasplante capilar.

De dos a tres semanas después del trasplante, el pelo introducido se cae, pero será sustituido por el crecimiento de nuevos cabellos. De seis a nueve meses después de la intervención, la mayoría de los pacientes habrán conseguido un 60% de crecimiento de pelo nuevo. Al cabo de un año, la mayoría de los pacientes habrán conseguido que el cabello vuelva a crecer por completo.

Las terapias contra la caída del cabello han recorrido un largo camino desde la corona que el emperador romano César lucía para ocultar su retroceso, los falsos ungüentos y tinturas que se autoproclamaban curas milagrosas, y los adhesivos inspirados en la cinta adhesiva (que en realidad son perjudiciales para la salud del folículo piloso) que se utilizaban para fijar los trozos de cabello al cuero cabelludo. El trasplante capilar ofrece una solución natural y permanente a la caída del cabello.

Si está pensando en someterse a un procedimiento de trasplante cap ilar, le recomendamos que concierte una consulta gratuita con un profesional de Bosley. La reunión con un asesor y/o médico de Bosley le ayudará a responder a sus preguntas y le guiará hacia las mejores soluciones para su pérdida de cabello.

Más información:

Tratamiento de la caída del cabello para hombres y mujeres

Ubicación de las oficinas de Bosley

Elegir un médico


¿Qué hacer ahora?

Para obtener más información sobre las opciones de restauración cap ilary el plazomedio para untrasplante capilar, consulte el libro The Complete Book on Hair Restoration (El libro completo de la restauración capilar) para comprobar lo bien que puede lucir su cabello. Si está listo para hacer algo con su calvicie o debilitamiento del cabello, programe una consulta GRATUITA en persona o por vídeo con un especialista en restauración capilar de Bosley. Junto con un médico de Bosley, podemos ayudarle a averiguar cuál es la causa de su calvicie y qué solución de tratamiento es la adecuada para usted.

Obtenga un kit de información gratuito Programe una consulta

Consulta gratuita Kit de información gratuito